lunes, 14 de noviembre de 2011

De la transformación de objetivos...

Ella tiene una gran frase que siempre me ha gustado, dice:

«Sólo los que buscan encuentran.»

Si nos detenemos a pensarla un poco, podríamos decir que esta frase es tan amenazadora como motivadora, pero más allá de esto, da pie a platicar un poco acerca de la importancia de reconocer nuestros objetivos.

Siguiendo con la frase de ella, podemos ver que nuestra mente puede adoptarla creando una idea donde si nos esforzamos mucho podemos llegar a conseguir el objetivo buscado. Hasta aquí vamos bien, el tema es conocer el objetivo que estamos buscando.  Cuando el objetivo es postivo no hay mucho que decir, solo tenemos que dar todo lo que tenemos para conseguirlo. Pero, cuando el objetivo no es tan positivo, a veces ni nos damos cuenta de lo importante que sería reconsiderarlo para no desperdiciar nuestro tiempo y energias.

Y no hablo de grandes objetivos, como la creación de una bomba, tan poderosa como hiroshima, o una excursión a la luna.  Mi punto es sobre esos objetivos del día a día, esas situaciones que hacen que estemos continuamente en movimiento.  Desde el levantarnos en la mañana, hasta el tratar de colarnos en la fila de autos cuando vamos conduciendo.

Es siempre muy importante conocer hacia donde queremos ir. tal como saber a donde vamos, para saber como vestir, si el lugar a donde vamos no es grato seguramente búscaremos miles de argumentos para no encontrar la vestimenta adecuada; nuestra energía, en este caso, está mas orientada a buscar razones para no ir. De manera que sin darnos cuenta nuestro objetivo se ha transformado en encontrar razones para no ir a ese lugar tan poco grato para nosotros, así, gastamos tiempo y energías en la búsqueda de un objetivo que incoscientemente creamos, cuando el objetivo inicial es (o era) otro.  ¿Notas la importancia de conocer a fondo lo que realmente estamos buscando?

Deberíamos siempre considerar lo que estamos buscando, todo en nosotros cambia, es algo normal que nuestros objetivos cambien o tengan que ser ajustados cada cierto tiempo.


jueves, 10 de noviembre de 2011

La persona del espejo.

El fin de semana escuchaba la canción de Michael Jackson que habla de nuestro poder para hacer que sucedan las cosas que deseamos. Sinceramente, el video no es de mi total agrado por las escenas fuertes que presenta, muy al contrario de la canción que me parece bastante motivacional.

Lo que me parece interesante hacer notar en la letra de esa canción, es cuando habla en primera persona, expresando lo que muchas veces hemos escuchado, el YO es nuestro mejor amigo o nuestro peor enemigo,  Yo soy el promotor de mis fortunas, buenas o malas.  Es muy fácil culpar de nuestra fortuna a cualquier elemento de nuestro entorno, a veces, cuando ya no hay más, hacemos la mención de "los inescrutables caminos de dios".  Es más complejo ponernos a analizar nuestras acciones, nuestras experiencias y nuestro entorno para cambiar o afectar nuestra fortuna de alguna forma.

Vivimos en un mundo de probabilidades, hacer que nuestro YO cambie esas probabilidades a nuestro favor, debería ser un objetivo permanente en nuestra vida.

Les dejo el video para que sepan de cual canción hablo.


Si, sé lo que estás pensando, este tipo ya comenzó con sus ondas motivacionales, pero igual todos tenemos nuestros momentos, no des más lata y ponte a ver el video :D

lunes, 7 de noviembre de 2011

De verdades y titanics...

En diversas ocasiones es sorprendente la facilidad con la que asumimos "la verdad" de algunos hechos, sin llegar a hacer un razonamiento profundo (o al menos un razonamiento) de la situación. Creemos y pensamos conocer la verdad absoluta, cuando es únicamente una visión desde nuestra perspectiva, en muy pocas ocasiones nos damos el tiempo de revisar esa verdad desde otro punto de vista, para afinar un poco la verdad que ya creemos conocer.

Imaginemos un ejemplo bastante simple: Manejando un auto nos pasa un vehículo a gran velocidad, ¿De forma inmediata ¿Cuál pensarías que es la causa de este evento? Generalmente, esa idea inicial nos la quedamos y la asumimos como totalmente cierta. Ahora, si hiciéramos un análisis un poco más profundo (que pocas veces hacemos) podríamos encontrar muchas otras razones probables y totalmente válidas, pero no todas necesariamente ciertas, incluso, habría algunas que contradijeran a otras; el resultado de esto es solo una perspectiva de la suma de nuestras ideas, experiencias, miedos, carácter y un sin fin de variables personales, pero es muy poco probable que en algún momento conoceríamos la verdad.

Si algo así sucede con un ejemplo tan sencillo, imaginemos las múltiples ocasiones en las que asumimos cosas y tomamos decisiones sin llevar a cabo un análisis más profundo de nuestra verdad, para encontrar otras verdades. Hacer este análisis requiere tiempo, esfuerzo y mucha honestidad; estoy de acuerdo que en muchas ocasiones no vale la pena el esfuerzo, pero desafortunadamente tampoco lo hacemos cuando realmente es necesario, pues no sabemos hacerlo o simplemente no estamos acostumbrados y nos fatiga hacerlo.

Creo que la conclusión de todo esto sería: "Vemos la punta del iceberg sin detenernos a pensar si es posible que el titanic alcance a pasar por allí".

jueves, 3 de noviembre de 2011

El tao de la programación.

Lo lamento por quien me lee y no está involucrado en el desarrollo de software, o en temas de tecnología, pero  me encontré con esta maravilla que no puedo dejar de compartir.

Un gerente fue al maestro programador y le mostró el documento de requisitos para una nueva aplicación.El gerente preguntó al maestro: “¿Cuánto tiempo se tarda en diseñar este sistema si le asigno cinco programadores?”. “Tomará un año”, dijo el maestro rápidamente. “¡Pero necesitamos este sistema inmediatamente o incluso antes! ¿Cuánto se tarda si le asigno diez programadores?”. El maestro programador frunció el ceño. “En este caso, se tardará dos años”. “¿Y si le asigno cien programadores?” El maestro programador se encogió de hombros. “Entonces el diseño no se completará jamás”, dijo.

Lo anterior es algo difícil de entender pues no hay un razonamiento lógico en esto, pero es algo que ocurre mucho entre los que trabajamos en el desarrollo de software.

El tao de la programación completo lo pueden encontrar en el blog de variable not found