martes, 31 de mayo de 2011

Hoy es día de fiesta familiar

Hoy cumplimos nueve años como padres, son nueve años de convivencia con un ser humano que ni idea tenía de la vida en este loco mundo.  Analizando un poco este tiempo, me doy cuenta de lo mucho que he cambiado, ahora soy papá y aunque no siempre me porto como tal, creo que no lo he hecho tan mal.  Veo a esa "chica" que ahora me acompaña convertida en toda una mamá y me lleno de alegría al verla satisfecha y contenta haciendo su papel.
Recuerdo cuando iniciabamos este camino, la emoción con la estábamos, un día como hoy 31 de mayo, eran otros tiempos, la mamá llevaba una enorme carga que ya deseabamos conocer, a mi no me tocaba mucho, solo verla y animarla a seguir adelante, no le quedaba otra opción.  Fue todo un día de espera en un hospital, creo que ese tiempo fue más largo que los nueve meses anteriores.  un día bastante largo, esa personita que esperabamos no quería salir y ya se había pasado el tiempo, aún así esperamos todo el día para darle esa oportunidad.  Al final de la tarde la doctora nos avisó que ya no podía esperar más, nos comentó de los riesgos si seguíamos esperando y decidimos lanzarnos al ruedo.  Así nos separaron, se llevaron a la mamá, a mi me vistieron con ropa donde solo se me veían los ojos, y cuando nos volvimos a encontrar  la doctora con cuchillo en mano logró hacer que esa personita apareciera.   La verdad es que cuando nos lo mostraron, yo andaba más que emocionado, la mamá no se cansaba de decir que estaba muy bonito (aunque a mi me parecía algo deforme) y así despues de limpiarlo se lo llevaron.   Nuevamente nos volvieron a separar, un rato después la mamá y yo nos volvimos a encontrar, recuerdo que ella seguía hablando de lo bonito que era y no dejaba de sonreir.

Hace nueve años de todo eso y lo recuerdo como si hubiera sido hace una semana, hay cosas que jamás olvidaré, seguramente esos recuerdos no se almacenan en mi cerebro, se quedan en cada célula de mi cuerpo y mientras viva allí estarán.

Felicidades Enano, no sabes lo emocionado que estoy de ser "el papá".
Felicidades Abuelos, incluyo a ella que por mala fortuna ya no está con nosotros.
Felicidades Tía Abril, la mejor de las tías a nivel mundial.
Felicidades Tío Alfredo, un gran tío, más sensible de lo que parece.
Felicidades "la mamá" Gracias por ser tan grande como mi madre, no creo que el enano podría haber tenido una mejor madre (ya la mía estaba bastante cansada por el esfuerzo que hizo conmigo)

Gracias por leer hasta aquí.

1 comentario:

Daya dijo...

¡Y vaya que hay razones para celebrar! La experiencia de tener a un ser humano "en tus manos" es, simplemente, particular. Es parte de lo que yo pienso cuando me hablan del arte de vivir. Es una tarea ardua que exige mucho esfuerzo, inspiración y dedicación. Pero a cambio, la vida te retribuye con más vida, mucha más de la que pudieras imaginar antes de un hijo en tus brazos.

Felicidades a ustedes como papás que han tenido la oportunidad de ser padres de ese Enano. Pero sobre todo, ¡felicidades al Enano porque es su cumpleaños!

P.D. Mi esposo tiene la teoria de que, si un hijo sobrevive a sus padres, está listo para sobrevivir al mundo. Y si, además, logra ser feliz, es un ser altamente afortunado. Así que felicidades al Enano, porque me late que es un sobreviviente en camino de ser feliz :D