viernes, 7 de mayo de 2010

Es posible que nunca lleguemos a conocer nuestro propio destino, por eso prefiero no cuestionarme ni inquietarme, me concentro en disfrutar cada día.

Hay que considerar que cada uno puede tener una diferente visión de la palabra disfrutar y está visión puede cambiar de un momento a otro


No hay comentarios: