martes, 18 de agosto de 2009

Recordar es volver a vivir

Pero, ¿vale la pena volver a vivir ese momento?

Si no fueron momentos buenos, creo que sería algo absurdo querer volver a vivirlos, así que no veo la razón para recordar en este caso. Pero, que hay de los buenos momentos, ¿Recordar aquel excelente trabajo en el que ganaba mucho dinero? ¿A esa gran pareja romántica? ¿Ese gran momento en el que se concretó un logro personal? No sé, dicen que tampoco es bueno vivir de glorias del pasado; puede ser que las recuerde con tristeza, lo que me lleva al mismo absurdo del caso anterior. También, podría recordar con cariño o alegría, esto me daría un momento de satisfacción, aunque quizá, me crearía comparaciones con mi situación actual, posiblemente generando un sentimiento de tristeza extrañando todo lo que generó ese momento anterior.

¡Zas! Pareciera que es poco conveniente recordar bajo cualquier circunstancia; pero, en ocasiones, recordar me lleva a analizar la serie de eventos que han hecho de mi la persona que ahora soy, los momentos buenos y malos, eso me agrada, pero me lleva a la pésima pregunta sin respuesta: "¿y si ...? ". Con esto vuelvo a preguntarme lo mismo: ¿vale la pena volver a vivir ese momento?

No lo sé, siendo cada cabeza un mundo y siendo mi mundo tan satisfactorio, no tengo mucho tiempo para recordar.

No hay comentarios: