miércoles, 6 de mayo de 2009

Mi wordpad y yo

Un día de repente, el contador de visitas de este espacio comienza a moverse y el número de personas que por aquí pasan se incrementa así nada mas; sin ninguna razón en especial, sin preferencia alguna de algún tema y sin que el espacio contenga información mas o menos interesante (siguen siendo letras apresuradamente acomodadas para expresar ideas extremadamente absurdas).

Es curioso que existan personas que no se regresen inmediatamente a la página anterior, a pesar de haber tenido la mala suerte de haber llegado aquí. Mas grave aún es que algunas de esas personas simplemente se ponen a leer y pueden pasarse varios minutos por acá. Y sí, digo que es grave, por el típico miedo que se me presenta cuando me expongo a un grupo de personas sin conocerlas; aparecen dudas, ¿Tendré buena ortografía, ¿Estará bien redactado? ¿Será realmente agradable de leer? ¿Esto me expone de alguna forma? ¿Me haré famoso? ¿Leelee Sobieski leerá este espacio?

No sé que decir, y es que tener lectores diarios, no cualquiera. Lectores que comunmente vienen a revisar que cosas "novedosas" se encuentran por aquí, sin darse cuenta que escribir aquí es algo poco usual, que en realidad lo que aquí expreso generalmente, será muy poco útil para alguien mas allá de los que ahora me conocen; incluso, algunas cosas hasta para estos conocidos serían muy poco útiles. Podría decir que desearía escribir cosas que a todos fueran útiles, pero para eso están los manuales de usuario y los programas del discovery channel; en realidad solo son pensamientos mios, por extraños que puedan ser

No quiero agradecer mucho (aún no gano el nobel, estoy en camino y necesito mi discurso de agradecimiento para ese día), solo quiero expresar que me pone un poquito incómodo esta situación; ahora, mi plan de cambiar al mundo va avanzando, justo cuando el mundo me está dando cosas buenas y tan queridas para mí.

Chanclas, ¡Ando en modo sensible! Seguramente son esas emociones que desde hace un par de días ando viviendo, unido a la sorpresa de ver que ya son tres lectores los que aquí me encuentran.

Disfruto mucho estos momentos de soledad con mi wordpad.

Leele Sobieski, no te decepciones, me casé, lamento decirtelo así de a rajatabla, pero así es, me has perdido, solo podemos ser buenos amigos (por ahora, en una de esas me dejan de soportar y el mundo puede brillar nuevamente para tí).

4 comentarios:

Juan Calavera dijo...

beee. yo me iré a dormir.. nos vemos mañana

Alejandro dijo...

Pues si, uno nunca sabe quien te puede leer...sería ideal que alguien se diera cuenta del talento que uno puede tener y lo inviten a escribir a una revista o a un periódico. Pero pues bueno, uno nunca sabe.

Con respecto a la ortografía, consiero que mientras uno siga escribiendo ésta va mejorando. ¿No crees?

Jejeje..esa actriz recuerdo que me gustó mucho, cuando salió en una película que se llama Jungle 2 Jungle, yo tendría 12 años, si bien recuerdo.

jeje

saludos,

ranferi dijo...

Algún dia seré como tú

Mientras seguire pasando la URL de tu blog a todo mundo para que se llene el contador de visitas jejeje XD

Ave Fenice dijo...

hace mucho que no pasaba por aqui, espero que estes bien...disfruta tu word pad...yo quiero una