jueves, 9 de abril de 2009

Lujos en la iglesia

Hace unos días veía en el periódico como era que un jefe de alto rango en la iglesia católica llegaba en un auto de lujo a su primer dia de "trabajo", en el reportaje se decía que el auto no era de el, mencionaba que el auto era prestado, un argumento bastante válido.
Comentando este tema con alguien mas, discutiamos acerca de esos préstamos y donaciones que la iglesia recibe. Los líderes religiosos, al final son personas que comen, se enferman y tienen sus necesidades personales para poder mantenerse presentables para el cargo que desempeñan, de alguna forma se entiende y hasta se justifica que ellos reciban donaciones y/o préstamos de sus asociados. Lo que al final no entendimos es porque ellos mismos no limitan o comparten estos apoyos, con la comunidad, justo ahora hay muchos chicos en las calles, familias enteras sin ingresos y en general siempre hay personas que ocupan mas que ellos.
Por otro lado digamos que solo es prestado lo que ahora tienen, yo me pregunto ¿les costará mucho ser un poco más humildes? No creo, así se mostrarían mas cercanos a su gente, pues es más probable que viendo su sacrificio, algunas personas se sientan con mayor confianza y hasta puede ser que la comunidad se apoye mas en ellos aún sin compartir sus creencias.
Para mi esos lujos no deberían existir pero no es algo exclusivo de nuestros tiempos, hay un libro que se llama "la puta de babilonia" que documenta bastante bien los lujos y excesos en los que a través de la historia ha caído este grupo religioso. Por cierto que es un libro muy fuerte para aquellos que tienen un poco de cariño por el cristianismo, no lo recomendaría si es el caso.


1 comentario:

Alejandro dijo...

Sería interasante leer ese libro. De hecho si tienes oportunidad date una vuelta por el blog de Francisco Martín Moreno (autor de "México Ante Dios", "México Acrbillado", etc.) Escribió un artículo sobre lo mismo, y la verdad se me hicieron interesante unos detalles de los que habló.

No sé donde les queda a ellos la "imitación" de la vida de Cristo, con su humildad, ¿qué no deberían ser ellos los primeros en dar el ejemplo?

Saludos