lunes, 19 de enero de 2009

Mi próxima no candidatura

Ya me decidí, no me voy a lanzar para ningún puesto político en los próximos tres años de elecciones, igual y después, pero no en los próximos tres años.

Quizá mantenga mi postura después de estos tres años, mientras sigamos viviendo en el mismo clima de violencia en el que ahora estamos, donde incluso ya están planeando poner protección especial a los candidatos, quienes por cierto aún no están definidos.

No imagino cómo es que podría lanzar mi candidatura sin tener que enfrentarme en mis recorridos de campaña al asedio de los narcos, ya sea en forma “pacífica” a modo de “negociación”, o en forma violenta a modo de amenaza e intimidación.

Tampoco imagino a mis cinco votantes exponiéndose a participar en algún mitin de campaña por miedo a que les avienten una granada, como sucedió en Morelia en la última celebración de nuestra independencia.

Por último no me agrada incrementar la posibilidad de un secuestro en mi familia, solo por el hecho de ser una figura pública, que alguien se quede con la imagen de tener muchos recursos económicos (por cierto que ya falta poco para la entrega de la mansión del infonavit).

Es una pena que esos cinco votos (en un gesto de humildad hacía los que podrían haber sido mis contrincantes, yo no votaría por mí) tengan que ser repartidos entre el mismo tipo de candidatos que hasta ahora fastidian a México, una disculpa y mi sincero agradecimiento a estos cinco votantes por su intención, pero insisto:
“No me voy a lanzar a ningún puesto político en los próximos tres años”.
He dicho.

lunes, 12 de enero de 2009

Orgulloso padre.

Me encanta esta frase que seguramente en algún lado escuché: 

"Estamos tan concentrados en darles a nuestros hijos lo mejor del mundo, que olvidamos darles lo mejor de nosotros mismos."

A veces los desconocidos son los que reciben una sonrisa, mientras los que nos aman y amamos son los que reciben nuestros enojos y frustraciones.

Por eso puedo decir con orgullo (que presumido), que mi enano tiene más sonrisas que regaños por parte de su padre. Y como no hacerlo si mi anciano padre hizo algo semejante conmigo.

Ahora entiendo por qué soy tan poco sociable, mi pequeño se acaba mi necesidad de relacionarme, tengo que cambiar esto un poco, hmmm bueno no sé si realmente quiera saber.

Por cierto, se me hace algo desagradable hablarle por teléfono desde la oficina a mi enano para decirle que haga la tarea.  El ya sabe que si no hace la tarea antes, en cuanto llegue habrá que hacerla, eso implica que nos quitará tiempo para jugar y probablemente ni juguemos por estar haciendo la tarea.

martes, 6 de enero de 2009

Rosca de reyes

Este día no puedo hacer otra cosa que pensar en comer rosca de reyes, que por tradición siempre se relaciona con una de tantas historias cristianas, aunque según la wikipedia no tiene nada que ver con esto y presenta una explicación diferente para los que no somos cristianos.   Sinceramente, lo importante del post es mostrar mi gusto por este pan, cuando normalmente a mi no me gusta el pan, pero las cosas que le ponen por arriba le cambian el sabor de forma que los sabores se complementan en algo que yo disfruto mucho.




El tema del famoso monito que unos creen que es castigo y otros creen que es bendición, no deja de ser solo una molestia cuando por alguna razón es necesario sacarlo del pan para poder seguir disfrutándolo.

La bebida ideal para acompañar la rosca de reyes es la leche calientita con su chocolate abuelita, pero igual me conformo con un rico café negro y sin azúcar.

Como decía mi abuelo: “Que cosa más rica”

sábado, 3 de enero de 2009

Pagando impuestos el 1 de enero.

Hay algo que no entiendo.

¿Cual es la ventaja de pagar impuestos el primer día del año? ¿Cual es la necesidad de abrir tesorería el día 1 de enero para que las personas puedan ir a pagar algunos impuestos? ¿Hacer filas para el pago de impuestos en esta época donde la tecnología nos invade?

Todos tenemos hasta el último día de enero, también todos podemos hacer nuestros pagos en el banco e incluso por internet; en mi caso tengo que pagar cerca de 6000 pesos por los impuestos de tenencia vehicular, esos 6000 pesos puedo tenerlos guardaditos casi un mes más, pagarlos el 28 de enero sin filas y aprovechando aún el descuento que hacen por pagar dentro del primer mes.

Ahora que igualmente no es que deje todo para el último día, es que no entiendo la razón de hacerlo el 1 de enero. Como si el gobierno nos correspondiera oportunamente cuando tiene que hacerlo.

Sinceramente yo no entiendo algunas costumbres.

viernes, 2 de enero de 2009

Vida linda

Hace unos días una persona que me conoce algo más de lo normal, me preguntaba acerca de donde me gustaría pasar el fin de año del 2018, mi respuesta fue que ya no siento la misma ilusión de antes cuando el número del año cambia.  Su respuesta fue:

> La verdad es que eres un adulto con una vida linda que ha aceptado sus condiciones y la mayoría de las cosas que tiene y no tiene, por eso.

Cuando leía ese comentario me iba sintiendo algo extraño, hay varias cosas que esa frase me hace sentir, una de ellas es la palabra “adulto”, wow es fuerte, hace algunos años habría golpeado a quien se atreviera a llamarme así.  El tema de la “vida linda” me hizo sentir bien, en paz y muy tranquilo; pero luego el punto del “aceptado sus condiciones y la mayoría de las cosas que tiene y no tiene” me dejó helado, sin saber que decir.  Aceptar mis condiciones no es algo que yo maneje en forma común, siempre he dicho que mi condición siempre es mejorable.  Pero tiene razón, la forma en la que ahora mi vida se desarrolla es bastante estable, y por sobre todo, bastante satisfactoria.

Por increíble que parezca, aquel chico que vivía con una mochila lista para desaparecer en cualquier momento, y así salir de cualquier situación no agradable, ahora es un adulto con una vida linda y adaptada a una vida familiar.

Apenas hace 10 años no podría haber apostado por mí,

Creo que es bueno mirar atrás y sentirme satisfecho, pero es mejor mirar adelante,  ver que hay todo un camino de opciones y ahora hay una razón más para caminar