miércoles, 31 de diciembre de 2008

Sentido común en un mundo global

Ahora que vivimos en una sociedad ampliamente globalizada, donde uno puede encontrar más gente extranjera que nativa, el término “sentido común” comienza a ser una frase bastante ambigua, pues dependiendo de la cultura personal de cada individuo, ese común que antes podía unirnos, ahora se convierte en un mundo de nuevas ideas y costumbres.  El día de hoy ya no es extraño encontrarnos a ese grupo de personas que practican esa religión que nunca habíamos escuchado, esa costumbre que se nos hace tan absurda, o ese sentimiento de patriotismo que algunos ya casi olvidamos.

Esto aunque suene un poco loco, puede ser algo muy interesante, comenzamos a ser menos agresivos con los que no piensan como nosotros al damos cuenta que conocer un poco más de la gente puede darnos ideas muy interesantes.  

Para los que vivimos esto como parte de nuestra vida, esa pasión que el día de hoy se vive en los países árabes, comienza a ser un poco extraña;  es difícil creer que esos continuos actos de hostilidad sean únicamente por temas religiosos o de identidad nacional como anteriormente nos mostraban.  Sinceramente, no dudo que hasta para ellos sea algo complejo para explicarnos  a los que estamos acostumbrados a aceptar las diversas creencias y costumbres que habitan en este mundo.  Desgraciadamente solo puedo decir que estoy en contra de este tipo de agresiones y expresar mi desagrado por estos hechos de violencia.

Hace poco le explicaba a una persona que criticaba a las costumbres de los nativos mi postura cuando defendía las costumbres regionales, pues yo simplemente las acepto,  aunque no me identifico del todo, los entiendo y en ocasiones trato de entender sus causas.  Pero no podría burlarme de ellas, pues para ellos seguramente algunas costumbres mías también serían bastante absurdas, así que ponerme a criticarlas solo crearía una discusión sin mucho sentido y quizá si podría llegar a sonar ofensivo.

Desde hace mucho yo adopté una actitud un tanto especial, ahora cuando me preguntan acerca del lugar de donde provengo, menciono tantos lugares como los que he visitado, pues al final esos lugares han afectado de alguna forma mi forma de pensar y al final lo que pienso es lo que soy.


1 comentario:

Alejandro dijo...

Totalmente de acuerdo. Ahí es donde entran los prejuicios. Creo que siempre hay que tener la mente abierta a otras costumbres y creencias. Por ello es que creo que todas las religiones tienen muchas cosas postivas que aportar, aunque dentro de todas también creo que hay cosas negativas, así como también mucho fanatismo.

Con lo que mencionas de que las diversas partes que has visitado y que han tenido influencia en tu vida, me recordaste una canción de Mago de Oz que dice: "que tu país sea ha donde te lleven tus pies". Aunque no he visitado muchas partes del país, mucho menos del mundo, siento que mi patria es el mundo entero. Si todos nos sintieramos parte de UN TODO no habría los problemas que hay ahora. Bueno eso creo; así pienso.

Que tengas FELIZ AÑO NUEVO 2009