viernes, 7 de noviembre de 2008

A pesar de las locuras

En un comentario que me hace Tanis, cuando hablaba de mi decisión de no morir, me hace pensar en esas locuras que en ocasiones disfrutamos, cuando sabemos que algo está mal, que todo está en contra y que aún así nos lanzamos a la aventura solo por la absurda búsqueda de sensaciones que en ocasiones vivimos.  Hablo de temas muy diversos, como de cuando las chicas se entregan al tipo que saben que no les conviene, cuando decides exponer tu vida al manejar a alta velocidad o aventarte al mar en la absoluta obscuridad de la noche.  

Hay cosas que recuerdo haber hecho conciente de estar metiendo la pata; hay cosas que hice en las que no sabía de  su nivel de riesgo, hasta que ya estaba adentro y sin posibilidad de salirme; Y hubo momentos en los que simplemente me aventaba sin pensar.  Puedo decir que todos esas cosas, esos momentos, me hicieron lo que ahora soy y me dieron lo que ahora tengo.  Algunos de esos riesgos fueron muy valiosos por lo que me enseñaron y otros por lo que me demostraron lo que yo podía ser y lograr.

Espero que cuando al enano decida vivir esas mini aventuras, tenga yo la suficiente fuerza y salud para estar allí en los momentos en los que no todo le vaya tan bien y requiera de ese jaloncito que lo haga llegar a la orilla.

Tanis menciona que decidir seguir viviendo es una decisión difícil cuando uno quiere seguir haciendo locuras.  Es cierto, aunque generalmente no lo pensamos así; en esos momentos en los que seguimos la llamada de esas locuras, nos sentimos plenos, capaces y sobre todo indestructibles, nada puede lastimarnos o pensamos que el daño es mínimo.  Supongo que eso es algo común y por eso nos dejamos continuamente llevar por el riesgo y la emoción de la aventura.

Yo hoy sigo pensando en no morir, es mi intención mas próxima, pero hay riesgos y emociones que espero disfrutar y/o volver a sentir.

Hoy nuevamente regreso al kayak y espero tener una buena pelea con las olas, si todo sale bien, por aquí andaré en la noche. (Por cierto estamos de vacaciones)

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

Hola, gracias por recordar mi reflexion sobre el porque no suicidarse.
Te confieso, me lo he preguntado muchas veces. Y me di cuenta que es una enfermedad... y que es controlable..