domingo, 7 de septiembre de 2008

Monterrey en calma.

Me dicen que a mi Monterrey se lo está llevando el agua, eso no es bueno.  Pero igual es algo a lo que ultimamente estamos acostumbrandonos; a pesar de eso, todos seguimos sobreviviendo y escandalizándonos con esas personas que de forma totalmente inconciente terminan con el auto bajo el agua de alguno de esos pasos a desnivel.  Hace poco me mandaron el video de una chica que alcoholizada, se negaba a subirse a una patrulla, entiendo que después ya presentó su versión de los hechos y ahora seguramente el tema de discusión serán los malos policías.

Estando lejos de mi tierra me doy cuenta de lo simple que es nuestra vida y de lo cómodos que estamos, cuando lo que nos preocupa son las lluvias y las personas que arman escándalos.   Donde ahora estoy, el tema de la política es un tema común y muy constante, cualquiera diría que acá solo se habla de futbol, y no es cierto, aunque si hay mucha pasión, las personas en forma común hablan de la administración pública, mas que de los sucesos diarios (que generalmente son causados y analizados como temas políticos).   Por aca hay un comentario común:  "cualquier tema siempre te llevará a hablar de política".  Entre la gente que ahora me rodea existe un miedo común hacia el incierto futuro que el gobierno actual le esta preparando a sus ciudadanos.  Casí cualquiera tiene su opinión acerca de todos los acontecimientos que día a día llenan las noticias, y generalmente esa opinión termina en un monólogo político.  

A mi me encanta escuchar esos temas, pues termino aprendiendo un montón, ademas, en algunos momentos aparecen algunas lecciones de historia que le añaden sabor a esos comentarios.

Mal que bien, en Monterrey tenemos una estabilidad que raya en lo aburrido, por eso tenemos que andar armando escandalos cuando una chica con algo de alcohol comete una infracción.

Que tengas un seco día y caluroso día (yo extraño eso)

1 comentario:

la burbuja de yol dijo...

pero eso si, monterrey a cambiado, a veces se me hace que vivo en Sprinfied, la ciudad de los Simpson. todo pasa, todo sucede, todo (hasta lo insignificante) yama la atencion. eso me sigue sorprendiendo. vivo en esta ciudad que me gusta aunque no soy regia. saludos!