miércoles, 9 de julio de 2008

Recuerdos de la escuela.

Hoy recordé algo curioso.



Me considero fanático de la información, me emociona aprender, conocer, escuchar y observar de todo. Por eso me inicié en mi pueblito como usuario de internet, cuando el costo de la hora de conexión por modem a 14.4kb era de 50 pesos y todo había que leerlo en formato texto. En ese entonces uno se creía muy superior por el hecho de conocer estudiantes de otros países y poder trabajar en colaboración con ellos siendo yo un estudiante también. Llegaba a dormir sólo un par de horas diarias trabajando en proyectos tan complejos como presentar archivos de imágenes en pantalla usando el clásico lenguaje c y algunas rutinas en ensamblador, o aquel donde podíamos hacer que el movimiento del mouse se reflejará en pantalla alterando la posición del cursor y presentando un dibujo de puntos en su recorrido. Eran tiempos donde la emoción se disparaba sólo por mostrar un pequeño punto en la pantalla. Recuerdo que un día una chica con la que salía me planteó una sencilla decisión o dejaba la máquina o la dejaba a ella, imaginen mi decisión si al día siguente yo tenía un nuevo equipo en casa (un 286 con un disco duro de 20 mb), gracias a lo que iba a ahorrarme al dejar de tener novia.



Hoy recordé todo esto y sinceramente creo que como otras fue una etapa que disfruté al máximo durante mi largo tiempo como universitario.



Aunque no es algo que me llene de orgullo, en honor a la verdad debo decir que cosas como estás me hicieron perder algunas clases y disfrutar más tiempo de mis estudios universitarios

1 comentario:

Ave Fenice dijo...

No entendi si dejaste a la chava o no... jaja... que dilema.

Y dejame decirte que desde chiquita (9 años) aprendi a programar, dibujos con codigo y no se en que momento deje de interesarme asi por las PC's

Pero que bueno porque me quedaba horas en la madrugada dibujando en las mini apples.