miércoles, 2 de julio de 2008

Aí la llevamos

Esto del internet está tan metido en nuestras vidas, poco falta para que bajemos nuestros sueños de la red o generemos nuestros blogs directamente de nuestros sueños.

Quien iba a imaginarse que yo estaría leyendo las ideas de personas que están del otro lado del mundo, o más increible aún, que al otro lado del mundo alguien me estaría leyendo a mi. Ni en el mejor de los sueños de mi adolescencia, aparecía esta idea por mi cabeza. Simplemente era absurdo pensar que alguien mas pudiera alcanzar a leer mas de diez palabras de lo que a mi se me ocurría (a veces tenemos tan poca estima).

Me encanta el mundo en el que ahora vivimos, todo es tan simple y tan complejo, las guerras ya son pocas, el petróleo ya se está acabando y comienzan a aparecer métodos alternos de generación de energía, la naturaleza comienza a ser mas apreciada entre la gente. Aún existen problemas, y muchos, pero puedo decir que después de todo, a mi parecer, la humanidad comienza a avanzar por buen camino.

Ojalá sigamos por allí.

Actualización: Curiosamente me encontré con este artículo después de haber publicado este post
El mundo es cada vez más feliz, según la última Encuesta de Valores Mundiales

2 comentarios:

Ave Fenice dijo...

Me agrada que se vea el mundo como tu lo ves. No tan fatalista como otros lo ven. Yo pienso lo mismo, que esta transformandose para bien... no tanto para mal...

Y bueno, de lo que dices de escribir y que te lean... es apreciable.... ya que no nos dimos o nos damos el tiempo de escribir una obra entera... esto nos conforta.

Shibumi dijo...

A mi parecer somos muy afortunados, nuestros problemas son menores a los de mucha gente.
Hoy estoy dandole una buena sonrisa a mi mundo.

¿Escribir una obra entera? Mi humilde capacidad de expresión junto a mi excesiva ignorancia, no me permitirían escribir un libro ni de 50 páginas.
Recuerdo que en algunos de tus post's haces referencia a la definición de un libro y tu llegada al post 50. Yo seré más conservador pues hasta que llegue a armar una historia tan básica como el principito o tan fuerte como la divina comedia, entonces la consideraré una obra, mientras tanto solo será una idea y mi blog un conjunto de ideas.