lunes, 9 de junio de 2008

La carne en monterrey

Cuando llegué a monterrey, me recibieron con una carne asada de res, para mí eso fue algo muy especial. En mi pueblo, los mariscos, el pescado y el puerco son las comidas habituales, para las reuniones se usan frecuentemente los guisos o ensaladas "rápidas". Las carnes asadas son muy poco usadas por aquellos rumbos, y poco se usa armar una carne asada unicamente para la convivencia de los fines de semana. Así que cuando llegué aquí, me sucedió lo que supongo me sucederá en mi primer visita a Las Vegas, pensaré que prendieron las luces y las fuentes por mi llegada. Realmente yo sí me sentí especial por esa recepción, tanto que me sentía en deuda con todos los que ese día estaban allí, cuando para ellos sólo había sido una "carnita" más. Afortunadamente en ese entonces mi consumo de alcohol era nulo, así que no cometí ninguna imprudencia tratando de agradecer lo que "estaban haciendo por mi"

Ahora, algunos años después entiendo bien el tema de las carnes asadas y aunque sigo siendo poco para asistir a ellas, me queda claro que el objetivo principal es la convivencia y en ocasiones la excusa para el abuso en el consumo de alcohol. Pero también he notado que el tema del poco gusto por la carne se lo estoy heredando al enano, hoy mientras comprabamós algo para la despensa, el se me acerca y me pregunta que era lo que con su dedo señalaba; cuando le dije que era la lengua de una vaca, su cara se transformó y se me quedó viendo esperando que le dijera que era mentira y que sólo estaba jugando, para que viera que no jugaba le dije que esa se hacía en tacos y que tenía muy búen sabor. El ya no comentó nada pero yo me quedé pensando que para el la única "carne" que se come es la de mc donalds, todo lo demás es pollo y ahora pescado. Por un lado eso me agrada pero también pienso en lo que después el puede pasar cuando se reuna con sus amigos y el sea tan inútil como su padre hasta para prender el carbón.

Pobre enano, la vida ya es dura y el con su inadaptado padre la va a sufrir más.

2 comentarios:

Nancy dijo...

La carne asada en Monterrey es algo cultural mas bien, además de que bueno.. la verdad es muy buena, a mi me gusta mucho y no soy de asistir a ningún lado, simplemente en casa, prendemos en carbón y ya :)

Por otro lado tienes razón en estas tierras el colesterol y la gota son dos enfermedades muy comunes debido al alto consumo de carne asada, hay quien también le atribuye efectos cancerígenos por aquello de la exposición al carbón pero bueno...

De lo que dices de la lengua, en general toda la carne es desagradable a la vista cuando no esta cocinada, Maryfer casi le da un patatus cuando vio un cabrito muerto y la cabeza aparte, pero luego cuando le dieron fritada y cabrito frito, se lo comió sin protestar :)

Ah de lo que dices de que tu hijo va a batallar cuando sea grande, pues se juntará con el mío, Alex no come carne de res, ni de puerco, sólo pollo, y de pescados sólo come atún y sardinas, mariscos como los camarones y los ostiones ahumados.. que tal?


Saludos!!

Nancy

Shibumi dijo...

Wow, tu hijo si que me asombró, ¡Ostiones ahumados! ¿Un niño comiendo eso? Sorprendente.

Cuando el quiera está invitado a mi pueblito a comer ostiones recién saliditos de su concha. Seguro los va a disfrutar. Ya se me antojaron.

Yo no sé prender un carbón, mas de 10 años aquí, y me tardo horas en prenderlo; y eso que sigo las técnicas que me recomiendan los grandes expertos, que admirablemente en 10 mins ya tienen el carbón prendido.