viernes, 23 de mayo de 2008

Viajando en metro (tren ligero)

Definitivamente, para mi, el subirme al metro es una experiencia que disfruto cada que puedo, mas ahora estando tan cerca de los lugares por donde me muevo. Aquí, uno se encuentra muchos tipos de personas, algunos de ellos te transportan a momentos en los que uno era tan profundo o visceral como los que aqui me acompañan. Precisamente ahora veo a ese grupo de mi adolescencia que se divertia tanto con ideas tan absurdas, a mi lado está el grupo de deportistas que solo hablan de la pasión por el deporte que los une, la chica que todos voltean a ver y que va acompañada por el tipo increiblemente desagradable. Ya se vacía y ya se vuelve a llenar, y asi volvemos a comenzar llenandonos de historias en cada terminal.

Afortunadamente voy sentado para poder escribir estas lineas.

2 comentarios:

Nancy dijo...

Hola!!, sabes? ya he leído a varias personas hablando sobre las ventajas o el lado bueno de viajar en el metro o transporte urbano..

Cuando yo viajaba en los camiones, recuerdo que mi pensamiento se iba y pensaba mucho, recordaba, incluso soñaba despierta, tanto que los caminos nunca se me hacían largos..

Por otro lado nunca he sido de interactuar mucho con desconocidos, pero es verdad lo que dices, había veces que no me quería ni bajar porque de repente te metes tanto en la conversación de los vecinos que me corroìa la duda jajaja..

Un saludo de fin de semana :)

Nancy

Shibumi dijo...

Nancy, me trajiste a la memoria recuerdos de cuando en prepa nos subiamos a los camiones nos sentabamos hasta atrás y nos poniamos a "cantar" todo el camino, pobre del chofi jejeje. Igual no le molestaba, pues lo más simple era bajarnos, pero quizá no cantabamos tan mal jajaja

Que disfrutes tu domingo.