domingo, 18 de mayo de 2008

Rencorosos

Cuando el rencor se integra en nuestras relaciones personales, se dispara la caida de cualquier tipo de relación, comienzan las venganzas, las dudas, las actitudes defensivas, y todas esas cosas que poco a poco contaminarán una buena relación. A cada momento le estaremos dando golpecitos a la relación y solo será cuestión de tiempo para que esa relación, como cualquier muro, se caiga y se haga pedacitos.

Un consejo: siempre es mejor olvidar que perdonar. Olvidar te deja vivir, perdonar solo te deja seguir respirando, hasta que nuevamente aparezca el recuerdo. Y de cualquier forma, ¿Para que sirve estar recordando algo que supuestamente ya perdonamos?

No hay comentarios: