martes, 6 de mayo de 2008

Nuestras limitadas opiniones

Hace unos días comentando con unos compañeros de la oficina, reflexionabamos acerca de la percepción que nos da la bajada del dolar, y la forma en la que nos afecta directa o indirectamente. Nunca me había puesto a reflexionar sobre el tema, pero lo que me parecio curioso es que algunas personas ven solo un lado de los temas y esto les lleva a formarse ideas no muy precisas, siguiendo con el tema de la bajada del dolar, uno de ellos decía que era bueno que el dolar bajara, así pagaba a menor costo la proxima compra que iba a realizar en dolares. Otro mencionaba que la bajada del dolar podría generar una situación crítica en la economia de nuestro país, pues su negocio es en dolares, y al estar en México, sus dolares valian menos y por lo mismo sus ganancias disminuian. Ambos tienen razón y como dicen por allí todo depende del cristal con que se mire, pero no solo eso, también depende de la cantidad de información que uno utiliza para armar una idea, aunque ambos tienen razón, un análisis un poco más profundo nos indicaría que la economia mexicana esta repuntando beneficiando a ambos, o podríamos concluir que la economía estadounidense está en recesión y seguramente, se llevará de encuentro a la economía mexicana, posiblemente perjudicando a ambos (por aquellos empleos que se perderán y allí podría estar el primero que hablaba).

Mi punto no es hablar de economia, quizá tampoco hacer un profundo análisis del comportamiento humano, el tema aquí es como formamos opiniones basandonos en información limitada, esta información limitada la aplicamos en nuestro medio y de esta forma seguimos tomando decisiones que afectan directamente nuestra vida; siempre considerando quiza solo una parte de todo el universo de información.

Es bonito ser una persona y tener el privilegio de tomar decisiones de la forma que nos parezca conveniente.

No hay comentarios: