viernes, 9 de mayo de 2008

Entender o creer?

Hace unos días platicaba con alguien acerca de la forma en la que nos educan desde pequeños; yo llegué a la conclusión que cuando chicos nos enseñan a creer, mas que a pensar en forma analítica. Quizá sea por la facilidad y comodidad de no buscar una respuesta a todos nuestros "por que"s de la infancia.
Cuando era pequeño mis padres eran los que me llenaban a mi de preguntas, y nos metiamos en lo que en aquel entonces se estilaba, las enciclopedias, allí buscabamos definiciones, procesos y temas que nos llevaran a conocer la razón de muchas de nuestras cuestiones. Mi padre con su limitado inglés muchas veces me "traducia" algunos articulos y siempre tratabamos de darle algún sentido lógico a los temas hasta que obteniamos alguna conclusión. Esto por supuesto que me formó un carácter analítico muy exigente, donde tenía que satisfacer el por que de la mayoria de situaciones. Siendo de esta forma, recuerdo que mis padres tratan de acercarme a la iglesia, en ellas los educadores terminan fastidiandose de mi exigente curiosidad, en varias ocasiones le comentan a mis padres la falta de madurez en mi espiritu, y promueven la idea de dejarme crecer un poco mas para tratar de acercarme a su fe. Es curioso que la razón de esta falta de madurez en mi espiritu sea por decidir entender mas que en creer.
Muchos años despues sigo siendo un inmaduro, pues aún cuestiono muchos temas y sigo pensando que antes de creer hay que entender. Pobre enano, el también está cayendo en la misma conclusión y apenas va a cumplir 6 años, debo ser una mala influencia en este aspecto.

No hay comentarios: